jueves, 10 de diciembre de 2009

La democracia digital directa

Hace más de dos mil años nació la democracia en Atenas, allí todos los ciudadanos podían hablar y participar en la toma de decisiones del Estado, era una democracia directa, no había partidos políticos que representaban al ciudadano, el ciudadano se representaba a sí mismo. Sólo había un problema: no todas las personas eran consideradas ciudadanos con este derecho, esclavos o mujeres quedaban relegados.
Siglos después cuando surgieron las democracias actuales el sistema directo era imposible: la gestión de todas de las voces de todos los ciudadanos de un país era muy costosa además la mayoría de la población no tenía ni educación ni tiempo libre para afrontar "tareas de estado". Sin embargo, hoy en día esto ha cambiado, la población tiene más tiempo libre y es más culta, e internet podría ser la herramienta perfecta para que en las decisiones políticas pudiera participar todos los ciudadanos. ¿Podría funcionar entonces una democracia más participativa en este sentido?
Por un lado creo que sería difícil que todo el mundo tuviera que votar temas extensos y complicados, por ejemplo los presupuestos del Estado. Sin embargo hay muchas tomas de decisiones para las que se necesitan menos análisis de datos que se podrían someter a referéndum. O sea que una democracia directa pura en la que en todas las decisiones participe todo el mundo quizás sea difícil, ya que para algunas decisiones quizás es mejor que decidan comités de expertos. Precisamente en algún estado como en Suiza ya se utiliza un sistema democrático directo mixto.
Por otro lado, una democracia más directa permitiría que el tipo de política que se haga fuera más cercana a cómo piensa el pueblo, ahora es posible que aunque la sociedad haya elegido a un partido político prefiera para la política de educación o de exteriores las ideas de otro partido.
Dónde más fácil de implantar esto sería a nivel municipal, un ámbito más pequeño y qué la gente tiene más cercano y por lo tanto conoce más. De hecho iniciativas en este sentido ya han aparecido en algunas poblaciones españolas.
Con todo esto no me quiero erigir como defensor de la democracia directa digital, simplemente me parecen interesantes sus posibilidades, y creo que aunque la democracia representativa que tenemos no está mal, tampoco hay que pensar que es la panacea y nuestros políticos y la sociedad en general deberíamos buscar y probar con nuevas soluciones con el fin de mejorar lo que tenemos.
Finalmente apuntar que ya existen partidos políticos en España que abogan por la democracia directa digital, entre ellos el Partido de Internet y D3.

5 comentarios:

Chihiro dijo...

Sin duda, me parecen interesantes estas nuevas propuestas... según recoges en el enlace a las iniciativas ya en marcha en algunos municipios españoles, hay lugares con cierta trayectoria en este modo democrático de proceder. Habría que ver si es aplicable a las grandes ciudades... y por qué no, intentar acercar la propuesta a nuestras pequeñas ciudades y pueblos.

Lastro dijo...

Pero mira que acompañar la entrada con esa viñeta.....XDDD ahora hace falta ver si me la saco un poco de la cabeza y dejar de reir porque....

Trabubu Rojo dijo...

Jeje, Lastro, habrá que darle un toque simpático a las entradas más serias, y que mejor que una viñeta de Mafalda. ;)

antonio dijo...

¿Os imaginais una comunidad de vecinos aumentada a nivel municipal por ejemplo?

Pones como ejemplo Suiza, pero ¿Que opinas del tema de las "minaretes" de las mezquitas?

Tendriamos que cambiar mucho de actitud, y ser todos mucho menos egoistas.

Un tema como,pe el aborto, matrimonio Homo,etc.. ¿Piensas que si se hibiese votado en referendum tiraria pálante con nuestro bagaje moral?

A lo mejor se podría utilizar para cuestiones muy prácticas y materiales(un parque si/no, unas farolas si/no,etc..), no creo que fuese util para otros temas más ambiguos.

Trabubu Rojo dijo...

Hombre, está claro que para llevar a cabo estas iniciativas el pueblo tiene que tener cierto nivel de madurez, y yo creo que en parte si que lo tenemos.
Precisamente cosas como el aborto o el matrimonio homosexual creo que son cosas que sí que se podrían someter a referendum, ya que es la sociedad quien debe marcar este tipo de cosas. De hecho creo que en estos casos el Gobierno plantéa estas leyes porque en la calle es lo que se pide (por una mayoría).
De todas formas sí que estoy contigo en que uno de los principales problemas de la democracia directa es el egoísmo de la gente, lo normal es que la gente vote lo que más le beneficie personalmente en cada momento y no lo que beneficia a la sociedad. Este sería un punto en contra de bastante peso para estos sistemas...
Sin embargo como digo, seguro que para algunas ocasiones o en algunos momentos se podrían utilizar algunos elementos de este tipo de democracia directa para hacer mejor nuestro sistema político.