martes, 16 de septiembre de 2008

Adios, libro de papel

¿Serán los libros de papel exclusivamente objetos de coleccionista igual que los discos de vinilo?
Seguramente sólo será cuestión de tiempo, y es que ya hay varios lectores electrónicos en el mercado, como el iRex iLiad, que permite no solo leer libros o periódicos, sino marcar o subrayar en ellos. En el siguiente enlace hay más información sobre sus prestaciones.
Recientemente se ha presentado otro dispositivo de lectura electrónica, se trata de una lámina de plástico que permite visualizar libros, revistas y cualquier documento gracias a la tecnología e-ink (tinta electrónica). Este lector, que aún es un prototipo, ha sido presentado por la empresa Plastic Logic, y en el siguiente video se puede ver una demostración de lo que puede hacer.

De momento, uno de los problemas de este tipo de aparatos es el precio, ya hay que gastarse como mínimo unos 350 euros para obtener uno. El producto de Plastic Logic, gracias a que está fabricado enteramente de plástico seguro que se podrá vender a un precio más asequible.
Comparando los i-books con los libros y revistas de papel, todo son ventajas para los primeros:
- son ecológicos
- en un sólo dispósitivo podremos tener toda nuestra biblioteca
- podremos descargar nuevos libros y revistas por internet
- nos facilitan ordenar y buscar datos en ellos

Los libros de papel sólo tienen a favor su románticismo y el olor que se desprende al abrir un libro nuevo. Insuficiente para ganar la batalla al plástico y al silicio.
En definitiva dentro de 10 años igual que todos tenemos un móvil, tendremos un libro electrónico, y los niños llevarán al cole una lámina de plástico dónde tendrán todos sus libros de texto.
Y yo tendré cierta nostalgia de esas hojas de papel que me han traído tantas aventuras y emociones.

3 comentarios:

Caldo dijo...

Está muy chulo, pero creo que habrá que echarle bastante más de 10 años.

Pasará un poco como con las gafas de ver: en el 95 dijeron que en el 2000 pasarían a ser objetos de museo... Si es que la pela es la pela como dirían por allí.

Trabubu Rojo dijo...

Pues yo creo que lo de las gafas es bastante distinto, ya que en primer lugar la operación tiene un precio bastante grande, y en segundo lugar una operación entraña sus riesgos, acojona más que comprarte un dispositivo electrónico.
Además en cuanto los libros electrónicos estén a unos 100 euros, el dinero que te gastarías en una impresora lo invirtirías en el i-book, ya que no necesitarías la impresora.

Chihiro dijo...

Pues yo no sé si tardará mucho o poco... Pero espero que se retrase o que las ventajas del libro electrónico contrarresten la nostalgia que me provocaría perder la magia de abrir un libro nuevo por vez primera...