martes, 9 de octubre de 2012

La rana que no sabía que estaba hervida

"Una cacerola llena de agua fría en la que una pequeña rana está nadando.
Se enciende un pequeño fuego que va calentando el agua lentamente.
Poco a poco, el agua se va poniendo tibia.

La rana encuentra la situación muy agradable y sigue nadando muy a gusto.
La temperatura del agua va subiendo…, empieza a estar caliente,…. bastante caliente.
La rana ya no goza como antes, se siente un poco cansada, pero no por eso se asusta.
La temperatura sigue subiendo…. cada vez más…., está muy caliente.
La rana comienza a encontrar la situación desagradable, pero está tan débil que decide seguir aguantando sin hacer nada.
La temperatura continúa subiendo aún más, mucho más,….
Hasta que llega un momento en que la rana termina….. cocinándose y muriendo.
Si la hubiéramos sumergido de golpe en un recipiente con el agua a cincuenta grados, ella se habría puesto a salvo de un enérgico salto."

Esta es una fábula del escritor francés Olivier Clerc que bien puede reflejar lo que está sucediendo ahora en España, poco a poco se van recortando derechos y calidad de vida, pero estos recortes dosificándose parece que no provocan el efecto de agitación en la sociedad que provocarían si se aplicaran todos a la vez. 
La semana pasada no me podía creer el dato de los presupuestos que decía que el año que viene se pagará más por los intereses de la deuda que por los sueldos de todos los funcionarios. Entonces quizás la solución no sea recortar estos sueldos (o tantas otras cosas), sino recortar esos intereses y no me puedo creer que esto no se pueda hacer. Si alguién debe un millón de pesetas al banco es ese alguién quien tiene el problema, pero si se deben mil millones de pesetas al banco es el banco quién tiene el problema.
Bueno, para olvidar un poco esta situación en la que estamos metidos os dejo un vídeo que seguro os gustará.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Coincidimos Trabubu. Siempre que anuncian nuevos recortes me viene a la cabeza esta fábula.

alberto Manso dijo...

Muy buen post Pepe :)