miércoles, 13 de agosto de 2008

Todo hombre está empeñado en una batalla constante y sin cuartel con el resto de la humanidad

- TODO HOMBRE está empeñado en una batalla constante y sin cuartel con el resto de la humanidad -empezó diciendo Frazier.
- Premisa curiosa para una Utopía - dijo Castle-. Hasta un pesimista como yo ve la cosa de modo más esperanzador.
- Sí, sí - dijo Frazier- . Pero seamos realistas. Todos y cada uno tenemos interes
es que están en conflicto con los intereses de los demás. Es nuestro pecado original, y no se puede remediar. Ahora bien, "los demás" es lo que llamamos "sociedad". Es un contrincante poderoso, y siempre vence. Bueno, alguna que otra vez un individuo prevalece momentáneamente y consigue lo que quiere. A veces, arremete contra la cultura de una sociedad y altera ligeramente dicha sociedad en provecho propio. Pero a la larga, la sociedad acaba ganando, pues lo aventaja en número y en experiencia. La cantidad vence a la unidad. Y el hombre al niño. La sociedad ataca temprano, cuando el individuo no tiene defensas. Lo esclaviza casi antes de que pueda saborear la libertad. Las "logías" tratan de explicar la causa. La Teología define el fenómeno como formación de la conciencia o del espíritu de abnegación. La Psicología lo llama crecimiento del super-ego...

leído en WALDEN DOS, de B.F. Skinner

3 comentarios:

Caldo dijo...

Hay todavía un peor adversario que la sociedad y que se le ha escapado al colega este, y somos nosotros mismos; ya lo dijo Napoleón "La batalla más dura la tengo todos los días conmigo mismo".

Chihiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Chihiro dijo...

Puedo estar de acuerdo en que el peor enemigo del hombre es él mismo...Ciertamente la vida está llena de demostraciones diarias de dicho fenómeno.
No obstante, Skinner nos aportó una visión teórica gracias a la cual hoy día muchas personas ven solución a sus problemas... modificando la sociedad, modificando el ambiente (en su sentido más amplio) vemos modificaciones en el individuo, al que a veces la única manera de llegar que encontramos es ese camino “externo” e incierto… pues se el individuo ve atrapado en la sociedad y en sí mismo de forma simultánea.
Pero también es bien cierto, que su visión era, desde mi punto de vista, tan útil como incompleta...
Pese a todo, hay que reconocer que es uno de los padres de la Psicología Moderna...aunque su apellido sea más conocido en la piel del personaje de los Simpson...¿batalla de la sociedad?